Cámara de Representantes de EE.UU. aprueba proyecto de ley sobre DD.HH. de Uigures en China - SupChina

Cámara de Representantes de EE.UU. aprueba proyecto de ley sobre DD.HH. de Uigures en China

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el martes 3 de diciembre el proyecto de ley de Política de Derechos Humanos Uigur de 2019 con 407 votos a favor y sólo uno en contra. El proyecto, una versión más dura de la legislación aprobada por el Senado en septiembre pasado, todavía necesita la aprobación de la Cámara Alta y la firma del presidente para convertirse en ley.

¿Qué hay en el nuevo proyecto?

Su objetivo es “abordar las graves violaciones a los derechos humanos universalmente reconocidos, incluyendo la reclusión masiva de más de un millón de uigures”.

El proyecto de ley acusa a China de discriminar sistemáticamente a los uigures al “negarles una serie de derechos civiles y políticos, incluyendo las libertades de expresión, religión, movimiento y a un juicio justo”, y detalla abusos que se han sido documentados en la provincia china de Xinjiang, como vigilancia masiva, recolección de muestras de ADN, y el uso intensivo de software de reconocimiento facial y de voz, además de bases de datos para “vigilancia (policial) predictiva”.

El proyecto de ley exige “sanciones dirigidas” a los miembros del gobierno chino responsables de las atrocidades en Xinjiang, y específicamente nombra al secretario del Partido Comunista de la región, Chen Quanguo 陈全国.

La legislación incluye controles de exportación más estrictos a tecnología estadounidense que podría ser utilizada para “suprimir la privacidad individual, la libertad de movimiento y otros derechos humanos básicos” en Xinjiang.

La aprobación del proyecto se produce solo cuatro días después que Donald Trump aprobara la Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong de 2019.

En tanto, Axios publicó la siguiente información:

El presidente del Comité de Finanzas del Senado, Chuck Grassley, solicitó una reunión con el Banco Mundial en relación a un préstamo de US$ 50 millones aprobado para la región de Xinjiang en China, donde más de un millón de personas de minoría étnica han sido detenidas, según una carta obtenida en exclusiva por Axios.

¿Cómo reaccionó China?

Con enojo, por supuesto:

El miércoles 4 de diciembre, el viceministro de Relaciones Exteriores de China, Qin Gang 秦刚, “convocó a William Klein, subdirector interino de la Misión de la Embajada de Estados Unidos en China, para entregar una severa representación y una fuerte protesta” contra la aprobación del proyecto de ley, según indicó la agencia de noticias estatal de China, Xinhua. Qin afirmó que “China responderá adecuadamente con relación al desarrollo de la situación”, sin entregar más detalles.

Los medios estatales chinos lanzaron una serie de editoriales que condenan el proyecto de ley. Una muestra de Xinhua: La maliciosa farsa del entrometido Washington en Xinjiang (inglés), y “El complot de usar a Xinjiang para controlar a China nunca tendrá éxito” (chino).

La lucha contra el terrorismo es el principal argumento de Beijing. Un artículo de Xinhua (chino) basado en declaraciones del Ministerio de Relaciones Exteriores señala que “el 11 de septiembre no fue hace mucho tiempo”,  y que Estados Unidos no debe “olvidar el dolor” o “jugar con doble estándares en la lucha contra el terrorismo”.

Otro artículo (chino) describe una conferencia de prensa celebrada en Kabul, Afganistán, por el embajador de China en ese país para condenar el proyecto de ley, y convencer a los periodistas locales de que China “ha establecido centros de educación de acuerdo a la ley para educar a personas afectadas por la ideología extremista o que tienen tendencia a cometer delitos menores, ayudarlos a corregir la ideología extremista, impartir gratuitamente habilidades profesionales y mejorar sus capacidades de reencontrar empleo y sustento”.

¿Cómo responderá China?

Beijing no parece tener muchas opciones.

“La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Hua Chunying, dijo que el último proyecto de ley sobre Xinjiang ‘infligiría algunos costos’ y tendría un impacto en los lazos entre China y Estados Unidos y en la ‘cooperación en áreas clave’”, informó el diario South China Morning Post de Hong Kong:

“Mucha gente tiene problemas con los actos hegemónicos y el comportamiento estúpido de Estados Unidos, y nos han planteado ideas… En cuanto a qué medidas tomará China, creo que puede esperar. Los costos llegarán tarde o temprano”, declaró la portavoz, sin entregar más detalles.

“Posponer las negociaciones comerciales y atacar a las empresas estadounidenses” son dos “duras” respuestas que también se están considerando, según los asesores del gobierno chino no identificados citados por el SCMP.

El editor del diario oficial Global Times, Hu Xijin 胡锡进, publicó dos tuits sobre el proyecto de ley:

El proyecto de ley es un tigre de papel sin un peso especial que podría afectar a Xinjiang. Los funcionarios de Xinjiang, incluido el jefe del partido Chen Quanguo, miraran la “sanción” con desprecio, porque no tienen conexión con los EEUU. Pero los políticos estadounidenses con intereses en China deberían tener cuidado. (link)

Según lo que sé, desde que el Congreso de EE.UU. planea aprobar el proyecto de ley relacionado con Xinjiang, China está considerando imponer restricciones de visa a funcionarios y legisladores de EE.UU. que hayan tenido un desempeño odioso en el tema de Xinjiang; también podría prohibir la entrada a Xinjiang a todos los titulares de pasaporte diplomático estadounidense. (link)

Contexto

Aquí hay tres artículos relevantes publicados ayer. Vale la pena señalar que los principales medios de comunicación occidentales se están sintiendo más cómodos con el uso de términos como genocidio o campo de concentración.

Recientemente acusado de trabajar para “la agencia de inteligencia de Estados Unidos” por medios estatales chinos, el columnista de SupChina especializado en temas de Xinjiang, Darren Byler, escribió un análisis de los materiales recientemente filtrados ligados a esa región: Académico especializado en Xinjiang y su meticuloso análisis de los Cables de China.

El gobierno ha tenido dificultades en retener a funcionarios públicos en Xinjiang porque es muy agotador trabajar ahí, según el SCMP:

Las medidas dirigidas a la minoría étnica musulmana en Xinjiang han provocado un “descontento generalizado entre los funcionarios y ciudadanos chinos Han”, dijo una fuente cercana al gobierno central al SCMP. La fuente indicó que el presidente chino, Xi Jinping 习近平, estaba al tanto del problema porque Wang Yang 汪洋, coordinador en jefe de políticas de Xinjiang, le había informado.

“El genocidio uigur de China debe ser juzgado”, es el título de un artículo de la revista Foreign Policy (acceso con suscripción) de Azeem Ibrahim, profesor de investigación en el Instituto de Estudios Estratégicos del Colegio de Guerra del Ejército de EE.UU. Ibrahim argumenta que las filtraciones de Xinjiang al New York Times y al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación dejan a “la comunidad internacional con el deber moral inequívoco de intervenir”. Sugiere comenzar con “una investigación dirigida por la Corte Penal Internacional”.

Texto original escrito por Jeremy Goldkorn.

Fotografía superior: Chen Quanguo 陈全国, secretario del Partido Comunista de la Región Autónoma Uigur de Xinjiang, es nombrado como el objetivo de las sanciones del proyecto de ley en cuestión. Imagen: AFP.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.