China lanza el satélite final para completar Beidou, su respuesta al GPS

Después de varias décadas de trabajo, China completó su sistema alternativo de posicionamiento satelital global que competirá con el GPS de Estados Unidos.

Un cohete “Larga Marcha 3B” despegó el 23 de junio desde el Centro de Lanzamiento de Satélites Xichang, en la provincia de Sichuan, llevando el último satélite Beidou a su órbita final. Foto vía Diario del Pueblo.

China completó el pasado 23 de junio un anhelado proyecto en el cual trabajó por décadas: un sistema alternativo de posicionamiento satelital global para competir con el GPS controlado por Estados Unidos.

El último satélite para el Sistema Satelital de Navegación Beidou, lanzado desde el Centro de Lanzamiento de Satélites Xichang en la provincia de Sichuan, se ha unido a una constelación de satélites chinos ubicados en tres órbitas diferentes alrededor de la Tierra, según SpaceFlight Now.

  • Es el lanzamiento espacial número 59 del proyecto Beidou desde el año 2000 (algunos satélites han sido retirados desde entonces), y el número 35 de una tercera generación de satélites puesto en órbita desde 2015.
  • El sistema proporcionará cobertura global, en directa competencia con el GPS estadounidense, el GLONASS ruso y el sistema Galileo de la Unión Europea.
  • “A diferencia de otros sistemas de navegación por satélite que solo pueden enviar señales a terminales en tierra, Beidou también puede recibir señales”, informó Sixth Tone. “Esta característica puede hacer que Beidou sea útil en misiones remotas de búsqueda y rescate, por ejemplo, cuando se interrumpen las señales celulares, según la [Academia de Ciencias de China]”.
  • El sistema está diseñado para “realizar una amplia gama de funciones, tanto para el ejército como para el público, con aplicaciones en sectores como agricultura, rescate en casos de desastre, finanzas y más”, señaló Sixth Tone.

El temor a que Estados Unidos corte el acceso al GPS  es uno de los principales motivos que llevaron a China a construir su propio sistema. Si bien el trabajo preparatorio de China comenzó en 1994, “el desarrollo de Beidou… fue impulsado por la pérdida de dos misiles en 1996 disparados a través del Estrecho de Taiwán, con el objetivo de contener un movimiento hacia la independencia por parte de la isla autónoma de Taiwán”, informó South China Morning Post. “Un análisis posterior realizado por científicos chinos sugirió que las fallas de los misiles podrían haber sido causadas por interrupciones en el sistema GPS”.

Artículo original escrito por Lucas Niewenhuis / 23 de junio, 2020.

Suggested for you