Consejo de DDHH de la ONU debate nuevamente políticas de China en Xinjiang

La Alta Comisionada Michelle Bachelet expresó su preocupación ante "informes de serias violaciones" en Xinjiang. Mientras 40 países expresaron su preocupación por los abusos de Beijing a los DDHH, China respondió acusando a Bachelet de realizar "comentarios erróneos" y movilizando a 65 países en apoyo a su postura.

Michelle Bachelet, the UN High Commissioner for Human Rights, at a news conference
La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, asiste a una conferencia de prensa en Ginebra. REUTERS/Denis Balibouse.

Artículo original escrito por Lucas Niewenhuis / 22 de junio, 2021.

Desde que se conoció hace casi tres años la magnitud de la vigilancia estatal y el internamiento masivo de minorías étnicas en la región china de Xinjiang, el tema ha sido ampliamente comentado por diplomáticos de varios organismos de las Naciones Unidas. Una reunión de agosto de 2018 del Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD por sus siglas en inglés) marcó el inicio de esa discusión.

En octubre de 2020, SupChina publicó un breve cronograma de varias cartas y declaraciones conjuntas sobre el tema en la ONU, además de una actualización publicada en mayo pasado.

El ir y venir de anuncios diplomáticos continuó en lo últimos días durante la reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, Suiza.

China apuntó a “comentarios erróneos”

Michelle Bachelet, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, expresó el 21 de junio su preocupación por los “informes de serias violaciones” en Xinjiang, y afirmó que esperaba que este año se logre realizar una visita a la región con “acceso significativo”, según Reuters.

  • Es la primera ocasión en que Bachelet ha “sugerido públicamente un cronograma para la visita [a Xinjiang], para la cual su oficina ha estado negociando los términos desde septiembre de 2018”.
  • Bachelet también afirmó que la imposición de Beijing de una Ley de Seguridad Nacional en Hong Kong tuvo un “‘impacto escalofriante’ en el espacio democrático y de los medios”.
  • “Se aconseja a la Alta Comisionada que deje de hacer comentarios erróneos contra China y se abstenga de interferir en la soberanía y la independencia judicial de China”, dijo a Reuters un portavoz de la misión china de la ONU en Ginebra.
  • Si Bachelet visita Xinjiang, “debería ser una visita amistosa con el propósito de promover intercambios y cooperación” en lugar de una “supuesta ‘investigación’”, insistió el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhào Lìjiān 赵立坚 (en ingléschino).

Más declaraciones conjuntas

“Más de 40 países encabezados por Canadá expresaron su gran preocupación en el Consejo de DD.HH. de la ONU el martes [22 de junio] sobre las acciones de China en Xinjiang, Hong Kong y el Tíbet”, informó la cadena de noticias France 24.

  • “La declaración citó informes de tortura o crueles, inhumanos y degradantes tratos o castigos, esterilización forzada, violencia sexual y de género, y separación forzada de niños de sus padres”, informó el medio de prensa francés, agregando que el “número de firmantes superó el de los 22 embajadores que en 2019 escribieron a Bachelet condenando el trato de China a los uigures”.

En respuesta, “Bielorrusia pronunció un discurso conjunto en nombre de 65 países”, el cual apoyó la postura de China de que “los asuntos de Hong Kong, Xinjiang y el Tíbet son asuntos internos de China, y el mundo exterior no debe interferir”, señaló el Ministerio de Relaciones Exteriores chino en un comunicado (ingléschino).

China también apuntó a Canadá, Gran Bretaña, Estados Unidos y otros países críticos, en un argumento cada vez más utilizado por Beijing en los últimos meses, el cual apunta a la hipocresía de esos gobiernos y a sus propias historias de explotación y genocidio, lo que les impediría tener el derecho de sermonear a China.