Después de gestar mega acuerdo comercial asiático RCEP, China considera unirse al CPTPP

A días de haber firmado un acuerdo comercial con un mercado de 2.200 millones de personas, Beijing declaró estar considerando unirse a otro megabloque: el CPTPP, la versión renegociada de la Asociación Transpacífica de la cual Trump se retiró en 2017.

RCEP illustration
Ilustración por Derek Zheng

Hace pocos días 15 países del Asia-Pacífico, incluyendo a China y a todos los miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), firmaron el gigantesco acuerdo de Asociación Económica Integral Regional (RCEP). En aquel momento SupChina señaló que el acuerdo comercial fue una victoria para China, aunque en mayor parte simbólico: el establecimiento de estándares comerciales internacionales sin Estados Unidos en la mesa es un gran logro para Beijing.

Impulsado quizás por ese triunfo, China ahora está considerando unirse a otro mega bloque comercial: el Acuerdo Integral y Progresivo para la Asociación Transpacífico (CPTPP).

Durante su discurso en la reunión de líderes económicos del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), el líder chino Xí Jìnpíng 习近平 señaló que su país “considerará favorablemente” el unirse al CPTPP, usando la frase 积极 考虑 (jījí kǎolǜ), que también podría traducirse como “activamente” o “considerar positivamente”.

El CPTPP es la versión renegociada de la Asociación Transpacífica (TPP), tratado del que el presidente presidente Donald Trump sacó a Estados Unidos en una de sus primeras acciones en el cargo.

Japón parece estar abierto a que China se una. El primer ministro Yoshihide Suga señaló que Japón “aspiraría a… la continua implementación y expansión del CPTPP”, en un mensaje durante una actividad paralela a la cumbre APEC, según Reuters. China y el Reino Unido son los dos países que hasta el momento han expresado interés en unirse al CPTPP, que en la actualidad cuenta con 11 miembros.

¿Qué implica el acuerdo RCEP?

Firmado el pasado 15 de noviembre tras ocho años de negociaciones, RCEP quedó integrado por 15 países: los 10 miembros de ASEAN más Australia, Nueva Zelanda, Corea del Sur, Japón y China. El tratado cubre de esta manera “un mercado de 2.200 millones de personas con un tamaño combinado de US$ 26,2 billones, o el 30% del PIB mundial“.

El acuerdo mejoraría el acceso al mercado con la eliminación de aranceles y cuotas en más del 65% de los bienes comercializados, y alentará a las empresas a invertir en los países miembros, según indicó un comunicado de ASEAN.

China podría ser el mayor ganador, pero no por razones económicas, pues China y ASEAN ya construyeron un área de libre comercio hace más de una década. Otros miembros tampoco verán efectos económicos significativos del tratado, ya que la mayoría de los firmantes “ya tienen acuerdos iguales o mejores entre sí”, según Greg Polling, investigador principal del programa para el Sudeste Asiático del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS).

RCEP tiene, de acuerdo a The Economist, un “alcance poco ambicioso, pero marca una victoria para China y un revés para la India y Estados Unidos“. La India, que se había retirado de las negociaciones de RCEP hace un año, es “parte de muy pocos acuerdos comerciales bilaterales”.

De acuerdo a Evan Feigenbaum, vicepresidente de estudios del Carnegie Endowment for International Peace, Estados Unidos, el principal competidor de China en la economía global, está perdiendo “impulso estratégico” al no participar en este acuerdo o al ofrecer una alternativa regional. “Las empresas estadounidenses estarán activas en la región incluso si Washington no lo está. Pero se adaptarán a las reglas de otra persona”, señaló Feigenbaum.

El presidente electo Joe Biden podría cambiar eso volviendo a involucrar a EE.UU. en las negociaciones para el CPTPP, del que Trump se retiró hace tres años, indicó el New York Times. Pero “Biden no ha dicho si volverá a unirse al acuerdo […] una vez que asuma el cargo”, y “los analistas dicen que es poco probable que sea una alta prioridad”.

Por su parte, los medios estatales chinos celebraron la victoria de la firma de RCEP:

  • Un comentario de Xinhua escrito claramente con EE.UU. en mente señaló que RCEP “hace brillar rayos de esperanza a través de las nubes oscuras de la incertidumbre comercial global”, y representa una opción de “solidaridad y cooperación sobre el conflicto y la confrontación”.
  • El nacionalista Global Times rechazó los comentarios que apuntan a que RCEP esté liderado por China, afirmando en cambio que Beijing ha empujado una modalidad en que todos triunfan y ganan todo (“win-win and all-win“).
  • Un artículo de opinión del canal CGTN elogió el RCEP como el resultado de una “diplomacia bien contemplada”, y agregó que muestra que quienes abogan por el “desacoplamiento” con China “probablemente terminen fuera del centro de gravedad de la económica mundial”.

Artículos originales escritos por Lucas Niewenhuis / 16 y 20 de noviembre, 2020.