Economista Yukon Huang: Desacoplamiento Perjudicaría Más a EEUU que a China

La legislación aprobada por el Senado de Estados Unidos que podría bloquear el acceso de empresas chinas a los mercados estadounidenses, y que es parte de una campaña más amplia de legisladores republicanos para concretar un desacoplamiento económico, podría tener un “costo muy significativo en términos de perjudicar los intereses de EEUU”, afirmó el economista Yukon Huang, investigador del Fondo Carnegie para la Paz Internacional, y ex director del Banco Mundial en China.

El pasado 20 de mayo, el Senado estadounidense aprobó por unanimidad un proyecto de ley que exigirá a empresa que busquen recaudar fondos someterse a una auditoría, además de probar que no son propiedad de un gobierno extranjero o controladas por uno. Esto ocurrió luego que la administración de Donald Trump presionara para retrasar indefinidamente cualquier inversión en acciones de empresas chinas por parte de fondos federales estadounidenses de pensiones.

En una reciente edición en línea de los seminarios “SupChina CEO”, titulado “Mercados financieros Post Pandemia entre Estados Unidos y China”, Huang señaló:

“Supongamos que Estados Unidos procede y establece una directriz general que dice que los fondos de pensiones de EEUU, o los fondos de inversión estatales y locales, o incluso los mercados de capitales, no deberían invertir en China… ¿Cuál es el impacto a largo plazo? Si volvemos a cierto tipo de normalidad, y China continúa creciendo al 4%, 5% o 6% en los próximos cinco o 10 años, será la economía más grande dentro de una década, y su tasa de crecimiento será de dos o tres veces más rápida que la de occidente.

Los mercados de renta variable de China en este sentido están potencialmente subvalorados. Al prohibir que las empresas, los hogares y los fondos de pensiones estadounidenses inviertan en China, básicamente están reduciendo sus retornos. También estás aumentando el riesgo. Se están perdiendo la oportunidad de estar en el mercado más grande. Así que este tipo de acción, que apunta a China, realmente tiene un costo muy significativo en términos de dañar los intereses de EEUU”.

Huang se refirió a las políticas republicanas sobre China como un esfuerzo hacia un “desacoplamiento caótico”, y agregó que esto podría tener un profundo impacto en el mundo. “La economía global va a recibir un gran golpe”, afirmó el economista. “Estamos volviendo a donde estábamos hace generaciones, hace cientos de años, cuando no teníamos un mundo conectado”.

También destacó que hay tres entes claves en EEUU, todos ellos con objetivos distintos y contradictorios: la Casa Blanca se enfoca en el comercio; la comunidad empresarial estadounidense busca la protección de los derechos de propiedad intelectual y mayor acceso al mercado en China; y los organismos de seguridad del país presionan por una separación de ambas economías. “Beijing tiene dificultades para descubrir con exactitud lo que EEUU realmente quiere”, dijo Huang.

El expositor argumentó que el desacoplamiento económico podría dañar más a EEUU que a China:

“El flujo de información a través de las fronteras, el flujo de información dentro de un país, eso es lo que impulsa el crecimiento. Entonces, yo diría que la verdadera pérdida de una guerra comercial y esta clase de separación es el debilitamiento del flujo de conocimiento. Y ese flujo proviene del comercio, la inversión extranjera, el intercambio de académicos…

La colaboración en investigación entre China y EEUU, y con ello me refiero a que ellos tienen académicos estadounidenses y nosotros tenemos académicos chinos, es el vínculo más grande del mundo. Mucho más que cualquier otro país. Si rompes ese vínculo, también reducirás la productividad y la capacidad innovadora de EEUU. Nadie se beneficia de eso”.

Para ganar influencia sobre China y hacer que tome seriamente las preocupaciones de Washington, Huang afirmó que Washington debería incluir a Beijing en instituciones multilaterales. A diferencia de Rusia, El economista indicó que la futura prosperidad de China depende de tener un sistema global operativo, multilateral y basado en normas:

“Lo que realmente necesitamos en Asia es una Asociación Trans-Pacífica [TPP por su sigla en inglés] con Estados Unidos, pero también necesitamos a China. Si quieres que China esté sujeta a las reglas del juego, uno con amplio apoyo, entonces quieres que China este involucrado en el TPP, en lugar de tratar de operar fuera de él. Así que me parece que este es un enfoque significativo: llevar a China a sistemas legítimos basados ​​en reglas que ellos necesitan, y durante el proceso abordar las legítimas preocupaciones de EEUU, en lugar de pasar a este enfoque de desacoplamiento”.

Huang conversó con Dorinda Elliott, vicepresidenta superior del Instituto de China.

Otros comentarios de Yukon Huang:

Los déficits comerciales no importan

“Ambas partes están perdiendo por la guerra comercial. Los volúmenes comerciales han bajado. Estás en medio de una recesión. Tienes una pandemia. Si quieres revivir la economía global lo último que necesitas son aranceles proteccionistas y restricciones comerciales. Son innecesarios porque los déficits comerciales no importan. Si lo piensa, EEUU tiene déficits comerciales bilaterales con 100 países. Sin embargo, EEUU tiene la economía más poderosa, innovadora y dinámica del mundo.

“El comercio no es el problema, pero las tensiones son probablemente inevitables. Tienes el ascenso económico de China desafiando el dominio estadounidense de la economía global. Muchos legisladores en ambos lados ven esta relación como un juego de suma cero, en lugar de algo que podría ser bastante beneficioso. Esta es la naturaleza del problema. Es contraproducente, innecesario, pero probablemente inevitable”.

Cómo los aranceles dañarán a las compañías tecnológicas estadounidenses

“El impacto a largo plazo de estos aranceles perjudican más a EEUU que a China, y la razón es que las restricciones al comercio y los productos de alta tecnología reducen la rentabilidad de las empresas de alta tecnología estadounidenses que impulsan el crecimiento en Estados Unidos. La economía de EEUU está impulsada en gran medida por la rentabilidad de la inversión de sus empresas de alta tecnología”.

Reubicación de cadenas de suministro

“La reubicación de las cadenas de suministro implicará que cada vez más empresas chinas se muden a México, a Vietnam o al sudeste asiático, y que produzcan y exporten a Estados Unidos y Europa desde fuera de China”.

No hay demasiada inversión estadounidense en China

“Las compañías estadounidenses invierten anualmente US$ 125.000 millones ¿Qué porcentaje de eso va realmente a China? Cuando le pregunto esto a la gente responden que quizás 5%, 10%, 20%. La respuesta es 1,5%. Es casi insignificante. Por lo tanto, esta suposición de que hay demasiada inversión extranjera en China es realmente errónea”.