El presidente mexicano se disculpa por la masacre de inmigrantes chinos en 1911

En una ceremonia celebrada el lunes 17 de mayo, el presidente Andrés Manuel López Obrador se disculpó oficialmente por un acto de violencia hace 110 años que destrozó a la comunidad china en Torreón.

 

Del 13 al 15 de mayo de 1911, en la ciudad norteña de Torreón, en medio de la Revolución Mexicana, 303 chinos fueron asesinados en una masacre por motivos raciales. El pasado lunes 17 de mayo, 110 años después, el estado mexicano se disculpó oficialmente por ese acto de violencia.

En una ceremonia que contó con el embajador de China en México, Zhù Qīngqiáo 祝 青 桥, y dos conmovedores discursos de descendientes chinos, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador dijo: “El estado mexicano no permitirá, nunca más, el racismo, la discriminación y la xenofobia”.

La ceremonia del lunes en Torreón fue la segunda de tres eventos similares planeados por el presidente mexicano. A principios de mayo, Obrador se disculpó con la comunidad maya y luego se disculpará con los indígenas yaquis en Sonora. En 2019, Obrador solicitó una disculpa al gobierno español y a la Iglesia Católica por las atrocidades cometidas contra los pueblos originarios durante la conquista española de la región hace 500 años.

En el evento, Obrador también aprovechó la oportunidad para agradecer a Xí Jìnpíng 习近平 y al gobierno chino por su apoyo  a México con suministros médicos y vacunas en su lucha contra el COVID-19. “Quiero decir que nunca olvidaremos la fraternidad de China durante los amargos y agonizantes meses de la pandemia, por el cariñoso apoyo que recibimos”, dijo.

Según Obrador, China ya envió 38 aviones con suministros sanitarios, incluidos ventiladores y pruebas de diagnóstico, y seis millones de dosis de vacunas de Sinovac. Obrador agregó que México debería recibir pronto seis millones de vacunas del laboratorio chino CanSino.

Violencia contra la diáspora asiática

Respecto a los crímenes ocurridos en Torreón, la agencia de noticias EFE señaló que “la masacre se debió a la xenofobia y al resentimiento de clase que se venía construyendo entre los empresarios mexicanos contra los pujantes chinos desde finales del siglo XIX”.

Para algunos descendientes de chinos en Torreón, la ceremonia del lunes representó un acto necesario de contrición. “Es un buen ejemplo de humildad de quien lo pide y que nos debe dejar un poco tranquilos a la comunidad china para que nunca jamás vuelva a suceder algo similar ni aquí ni con chinos ni con ninguna otra nacionalidad”, Perlita Lee Chibli. dijo al diario El Universal. Otro local, Carlos Wong Sánchez, dijo que la disculpa oficial dará a las personas la oportunidad de honrar a sus antepasados.

Aunque la masacre de Torreón fue uno de los actos de violencia más extremos contra los inmigrantes chinos (y otros inmigrantes del este de Asia) en América Latina, no fue el único.

“En 1909 -dos años antes de los ataques en Torreón- en la ciudad de Lima (Perú) se llevaron a cabo motines durante mayo”, dijo a SupChina Patricia Palma, historiadora de la Universidad de Tarapacá en Chile. “Apedrearon establecimientos comerciales y agredieron físicamente a varios inmigrantes chinos. En 1911, y en respuesta a los reclamos del gobierno chino, el estado peruano ofreció pagar el 30% de los daños reclamados”.

Los ataques en Lima contra la población china se repitieron en 1919, afectando a 170 de sus establecimientos, dijo Palma. Once años después, en 1930, hubo otra ronda de asalto contra la población china, esta vez en la ciudad de Arequipa en el sur de Perú.

“En el año 1918, se desarrollaron a su vez protestas anti-chinas en Jamaica, que se repitieron nuevamente en 1938 y 1965”, dijo Palma. “ Las protestas de 1918 causaron un gran daño a los negocios de inmigrantes chinos, pues el objetivo de los manifestantes era expulsarlos de aquellas áreas donde habían establecido y consolidado sus negocios. Para esos años, la población de origen chino en Jamaica era menor a 0.3 de la población total de la isla, pero uno de cada tres negocios estaba a manos de inmigrantes chinos, lo cual generó una gran molestia en la población”, indicó la académica.

Palma señaló que Obrador no es el primer jefe de estado latinoamericano en emitir una disculpa. “En 2011 el presidente peruano Alan García pidió perdón a Japón por los abusos cometidos contra sus ciudadanos durante la Segunda Guerra Mundial […] En Perú, muchos de los japoneses y sus hijos pudieron recuperar la ciudadanía, aunque no sus bienes confiscados, tal como sucedió con la familia del ex presidente Alberto Fujimori”.